image

Se dice que cuando dejamos este plano de la existencia, podemos ver un túnel largo, cuyo final es marcado por una intensa luz que nos indica que hemos trascendido más allá. Curiosamente, todos al nacer experimentamos algo similar, pues al salir del cuerpo de nuestras madres lo primero que vemos es un haz de luz que nos da la bienvenida. Así, desde el inicio hasta el final de nuestros días, la luminosidad juega un papel muy importante en nuestras vidas, ya que su presencia nos mantiene alertas, mientras que su ausencia nos llena de miedos e inseguridades; su parpadeo nos hipnotiza pero sus colores nos llenan de vida. En el ámbito de la producción, la luz es una herramienta más con la que contamos para relatar historias y generar emociones, tal y como lo sabe Francisco Montero, mejor conocido como Paquito, operador de iluminación robótica y fundador de DMX Producciones.

image

José Alfredo Jiménez lo dijo muy bien: “No hay que llegar primero, sino hay que saber llegar”. Esto lo saben miles de motociclistas que todos los días visten sus botas, pantalón de mezclilla, chamarras de piel y, con casco en la sesera, cruzan la caótica CDMX de un punto a otro. El uso de este transporte se ha incrementado a ritmos constantes desde los últimos 16 años. De acuerdo con el INEGI, al día de hoy circulan poco más de 3 millones de motocicletas en todo el país. No sólo es funcional para con el tráficos de las grandes ciudades, sino que también ofrecen un estilo de vida único y aspiracional, mismo que da origen a un concepto único, orgullosamente mexicano, llamado IDOL.

Lugares que nos encantan: el Auditorio Nacional

Por Israel Zepeda
La Ciudad de México, una de las más pobladas del mundo, cuenta con diversos servicios y establecimientos para satisfacer a sus más de 8 millones de habitantes. Tiene cientos de establecimientos comerciales - desde mercados hasta plazas comerciales -, zonas corporativas, parques públicos, estadios, instalaciones deportivas profesionales, museos, galerías, entre muchos otros lugares que garanticen la vida productiva y plena de las personas. Pero el pueblo mexicano siempre se ha caracterizado por sus fiestas, llenas de colormúsicasabores y mucho folclore. Por ello, una urbe tan grande y cosmopolita como la nuestra tiene que contar con espacios específicos para este fin. Se han adaptado estadios para ello, incluso se construyó una arena con lo último en tecnología, pero existe un lugar cuya historia y larga trayectoria es un punto de referencia si hablamos de espectáculos masivos, no sólo para México, sino en el ámbito global.

image

Por Israel Zepeda.
En 2009 se estrenó The Imaginarium of Dr. Parnassus, una película dirigida y escrita por el mítico cineasta Terry Gilliam. La historia se enfoca en un grupo teatral nómada que le da a su audiencia mucho más de lo que ellos esperan. En cierto punto del filme, se ve al Dr. Parnassus, quien entabla una conversación con un personaje peculiar que responde al nombre de Mr. Nick. Encarnado por nada más y nada menos que por Tom Waits, este peculiar personaje comienza a retar al doctor, preguntándole qué es lo que hacen en ese templo tan alejado de la sociedad. “Contamos la historia eterna. Sin ella, el universo entero dejaría de existir”, dice Parnassus. Entonces, Mr. Nick toma un curioso aparato que “succiona” la voz de todos los monjes en el templo pues, de seguir la lógica del doctor, entonces el universo tendría que desaparecer. “Ves, no hay quien relate nada y el mundo aún gira. Tus creencias son tontas”, dijo Mr. Nick en tono de burla. Lo interrumpe la risa del Dr. Parnassus, quien entiende entonces que, aunque él y su grupo de monjes fueron encargados con la sagrada tarea de relatar la historia interminable, existen otros en alguna parte del mundo quienes también cuentan historias y, con ello, mantienen al universo con vida. Tal y como lo hace Pirotecnia Films