Back in black

image

José Alfredo Jiménez lo dijo muy bien: “No hay que llegar primero, sino hay que saber llegar”. Esto lo saben miles de motociclistas que todos los días visten sus botas, pantalón de mezclilla, chamarras de piel y, con casco en la sesera, cruzan la caótica CDMX de un punto a otro. El uso de este transporte se ha incrementado a ritmos constantes desde los últimos 16 años. De acuerdo con el INEGI, al día de hoy circulan poco más de 3 millones de motocicletas en todo el país. No sólo es funcional para con el tráficos de las grandes ciudades, sino que también ofrecen un estilo de vida único y aspiracional, mismo que da origen a un concepto único, orgullosamente mexicano, llamado IDOL.


image
Creado por bikers, para bikers, este lugar, ubicado en Avenida Revolución (justo frente a los célebres tacos del Borrego Vuido) es un bar-taller-boutique-foro cultural que tiene recientemente cumplió su primer aniversario. De acuerdo con Antonio Montero, socio del lugar, el nombre está inspirado en todos esos ídolos del motociclismo, como lo fue James DeanElvis, hasta el mismo Pedro Infante, quien gustaba de montar en una Harley Davidson Panhead, modelo 1955.
“Aunque este lugar está pensado y nació para satisfacer las necesidades de todo aquél que tenga un motocicleta, no discriminamos absolutamente a nadie. Le damos la bienvenida a quien llegue en moto, en micro, en metro, en carcacha, en Über… se trata de un negocio abierto para compartir la cultura del motociclismo a quien no la conozca, así como de darle a los miembros de esta subcultura una experiencia diferente, con todo lo que lo apasiona”, señala Montero

image
IDOL cuenta con diversas áreas de negocio. El primer contacto es la barra, la cual está sólo a metros del taller mecánico, en donde un equipo de profesionales atiende a todo tipo de motocicletas, desde una llanta ponchada hasta un arreglo más complicado - están especializados en la marca Harley Davidson, pues el servicio es exclusivo para esa marca, pero no se discrimina a cualquier otra marca en cuestión de convivencia -; también cuentan con barbería y un centro de tatuajes. De esta forma, el cliente tiene la opción de tomarse una cerveza mientras se le da servicio a su máquina, de cortarse el cabello, la barba o estrenar un tatuaje nuevo, hecho nada más y nada menos que por Cráneo, quien está rankeado dentro de los 10 mejores tatuadoresde todo el país. Para completar la experiencia, también cuenta con un punto de venta en donde ofrecen botas, alforjas, gafas, chalecos y todo lo necesario para rodar con estilo por las calles de la ciudad.

image
“Aunado a ello, contamos con un espacio que ofrecemos a las bandas de rock para que vengan a tocar y convertirlo en una especie de foro cultural, pues también hemos ofrecido este mismo espacio a exposiciones de arte, escultura, entre otros eventos culturales. En un futuro, queremos incluir muestras gastronómicas y bazares”, indica el también vicepresidente de los Unbroken Heads.
Con un aforo para 600 personas, es común que un negocio así llame la atención, no sólo de la comunidad biker, sino también de las autoridades, quienes hasta hace poco mantuvieron clausurado el lugar. Afortunadamente para la comunidad, la cual ya tiene identificado a IDOL como un punto de reunión, abrió sus puertas nuevamente y sus socios tienen varios planes para el corto y mediano plazo. 

image
“Quisiera abrir 10 IDOLS en todo México. Tenemos en la mira a PueblaQuerétaro Guadalajara. Tenemos un concepto que no existe en todo el país y con el aforo de motociclistas en crecimiento, creemos que podemos replicar el caso de éxito de este lugar en otras partes de México. Igual me gustaría tener más espacio para recibir a más motos y automóviles, pero nuestra ubicación es privilegiada (todos los días pasan miles de motociclistas por Avenida Revolución), además de que estamos muy céntricos”, afirma Montero.

image
Finalmente, indica que con el mercado de motociclismo en crecimiento, con más de 100 motoclubes tan sólo en la Ciudad de México y con el reciente crecimiento en interés por parte de la población en general hacia la cultura del motociclismo, IDOL regresa con más fuerza que nunca y, aunque ha sido complicado levantar de nueva cuenta el vuelo, los socios RodrigoIsmaelPedroAntonio y Craneo tienen los chalecos bien puestos y los motores bien afinados para llevar para adelante el proyecto.

image

0 comentarios:

Post a Comment