¡Qué mené!




Por Israel Zepeda

Para miles de personas en todo el mundo, la música es un elemento indispensable para la vida. Su descripción nos indica que es el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios, bajo los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo, mediante la intervención de complejos procesos psicológicos y anímicos. Este concepto ha evolucionado desde su origen en la antigua Grecia, en que se reunía sin distinción a la poesía, la música y la danza como arte unitario. Desde hace varias décadas se ha vuelto más compleja la definición de qué es y qué no es la música, ya que destacados compositores, en el marco de diversas experiencias artísticas fronterizas, han realizado obras que, si bien podrían considerarse musicales, expanden los límites de la definición de este arte. Pero para quien ama la música, no por lo que se supone que es, sino por lo que lo hace sentir, todas sus vertientes son bienvenidas. Tal es el caso de Gerardo Belmont.

Originario de la Ciudad de México, Belmont tuvo que mudarse debido a que su padre obtuvo un trabajo en Ciudad Juárez, por lo que asistió a la universidad en el norte del país. Pero gran parte de su adolescencia, actividades como el graffiti y el skate fueron fundamentales para él, pues fueron los primeros pasos que dio en lo que hoy conocemos como "arte urbano", el cual practicaba con amigos como si se tratase de un juego. "Sin quererlo o sin buscarlo, al final estas actividades me permitieron tener puntos en común con un colectivo llamado Rezizte, el cual reúne a un grupo de artistas urbanos, quienes procuran encontrar lugares para que los creadores emergentes expongan sus trabajos en la zona. 


"En ese entonces, el colectivo promovía la cultura del Pachuco, ese estilo de vida inspirado en el personaje de Tin Tan. Fue entonces que conocí a Roco, integrante de Maldita Vecindad y comencé a ayudarlo en un proyecto llamado Cyber Pachukote Sound System. Este funcionaba para proponer proyectos musicales en donde se tocaba música proveniente de todo el mundo, pero sobre todo sonidos y ritmos desconocidos para el público en general", recuerda Belmont

Tiempo después, Roco invita a Belmont a participar de lleno como el manager del proyecto. Era la primera vez que incursionaba en este tipo de esfuerzos, pues su preparación universitaria (es Ingeniero Industrial) poco o nada tiene que ver con representar artistas. Acepta la propuesta y se embarca en una aventura que lo marcó para siempre. Incluso considera a Roco como su padrino musical, pues fue él quien lo introdujo a este universo y quien le enseñó como se tenía que manejar en el negocio del showbusiness

"Fue en esos primeros años que me di cuenta que allá afuera había cientos de bandas que, si bien no cuentan con los mismos alcances, popularidad o fuerza mediática de Maldita, tienen mucha hambre de hacer cosas. Por ello, siempre estaré muy agradecido de la oportunidad de haber iniciado en este show con Roco. Es una bendición haber aprendido de alguien como él", indica. 

 Si siguiente aventura musical lo llevó a introducirse al mundo del Hip-Hop, a entender esa escena que en México tiene a un público cautivo, para después ser el representante de Lost Acapulco durante cuatro años. Con ellos tuvo grandes logros, pues tuvieron varias giras por México, Estados Unidos y recibieron varios premios. 

"Cuando termino la relación laboral con Lost... - aunque la amistad continúa- me doy cuenta de que lo que quiero es involucrarme más con los sonidos que agiten el cuerpo, la mente y el corazón; ruidos que muevan el cuerpo y que nos guste promover, que su concepto mueva a la gente. La música es un instrumento de cambio y eso nos apasiona. Con eso como premisa creamos Belmont Music Agency, con la cual promovemos bandas que tengan una propuesta única", comenta Gerardo

Asimismo, menciona que otra persona importante en su vida es Ileana Gordillo, con quien formó en sociedad una empresa llamada G&B, con la cual realiza el booking de las bandas para diversos festivales. "Ileana es una persona llena de luz, es una gran persona con más de 25 años de experiencia en el negocio. Actualmente es manager de Ely Guerra y en el pasado trabajó con Panteón Rococó, Maldita Vecindad, entre muchas otras bandas más. Es una gurú de la música y tiene una energía increíble", señala Belmont


Belmont es un amante de la música. No discrimina entre géneros ni intérpretes. Para él, agrupaciones como The Doors, artistas como Jimmy Hendrix hasta Eminem tienen cada uno su esencia, su realidad y propia calidad. "Incluso el reggaeton tiene lo suyo, tiene diversos exponentes bastante rescatables. Pero prefiero la música latina con fusión", relata el ingeniero industrial, ahora afamado manager y estratega musical. "Mi carrera universitaria no tiene nada que ver con la música y el showbusiness. Pero, a decir verdad, mis estudios universitarios me permitieron contar con una estructura de pensamiento en mi trabajo. Al hacerlo, me doy una idea de qué necesito; veo mi labor como un sistema solar y cómo debe funcionar. Comprender cómo y por qué funciona todo. De esta forma es, también, como yo entiendo la música", finaliza. 

En esta industria, en donde el talento surge y desaparece, lo difícil no es llegar sino mantenerse. Gerardo Belmont es una persona que le apasiona lo que hace, que ha luchado por aprender los artes de la industria musical mexicana y, con trabajo duro, ha sabido corresponder la confianza de diversas agrupaciones con excelentes resultados, mismos que consolidan su carrera, la cual está lejos de terminar. Pues se dice contento de participar en esta industria y de ayudar en la noble causa que representa la música.

Créditos de foto: Gerardo Belmont

2 comments:

  1. Alguna ves comentábamos de como encontrar el exito en una industria donde los disfraces son muchos y las mascaras no se quitan, apuntabas a la autenticidad de las personas, que no se podía confiar en personas no auténticas, que las personas auténticas generan confianza y confianza era lo que habia que vender y es algo que no se puede comprar. En particular creo que la autenticidad es la base de tu exito y permanencia, felicidades "mi carnal".

    ReplyDelete