Decoradora de interiores


Por Israel Zepeda.

Como productores, es nuestra tarea darle orden al caos por medio de un caos ordenado. Es irónico, incluso contradictorio, pero es verdad. Conocer la importancia de las cosas, su lugar, su tiempo y su momento, sin perder la coherencia que le da forma a nuestro proyecto es menester en nuestras labores dentro de LDMX. Todo ello sin olvidar que tienes personas a tu cargo que esperan tus órdenes precisas y claras, sin titubeos. Sin miedo, pues. Lo mismo ocurre en nuestras mentes, ya que tenemos más ideas que tiempo para ordenarlas, jerarquizarlas, catalogarlas entre lo urgente y lo importante. Por ello es muy importante valorar la presencia de Brenda García en nuestras filas, pues no sólo es una coordinadora de producción con gran experiencia en campo, sino que su formación profesional le permite predicar con el ejemplo cuando se trata de poner orden en nuestras mentes. Historia real. 

Con apenas 33 años de edad, García tiene una licenciatura en Psicología por el Centro Eleia. Desde muy pequeña supo que lo suyo era escuchar conversaciones entre adultos y analizar cómo es que las palabras que ellos decían generaban diversos sentimientos. Su inquietud creció durante su adolescencia, cuando sin buscarlo o quererlo, se convirtió en la confidente de todos sus amigos, pues ella siempre ha estado abierta a escuchar a la gente. "Cuando llegó el momento, busqué una carrera que fuera afín con mi perfil y mis gustos; encontré en la psicología la herramienta perfecta para explotar mis aptitudes y, al mismo tiempo, ayudar a la gente", expresa la psicóloga. 

En algún momento de su vida pensó que por su gusto por organizar las cosas y su obsesión por el orden y los espacios bien organizados, una carrera más enfocada en lo estético sería lo correcto para ella. Por ello, estuvo cerca de cursar una carrera especializada en diseño de interiores. Finalmente, se decidió por estudiar la ciencia de los procesos mentales, las sensaciones, percepciones y el proceso de pensamiento del ser humano. "Como dice una amiga, digamos que terminé por diseñar otro tipo de interiores", bromea García

Su carrera la ha llevado a emplearse dentro de diversos hospitales, pero lo suyo es crear sus propios proyectos. Tal fue el caso de una línea telefónica tipo 01800, enfocada a brindar apoyo a los adultos mayores. Por medio de un registro previo con el cual las personas les daban los datos de sus padres o sus abuelos, Brenda, en conjunto con una asociada le ofrecían seguimiento remoto a sus pacientes, ya sea recordándoles el momento de tomar sus medicamentos, que no olvidaran ver su película favorita del fin de semana o ofrecer apoyo e información. "Ya teníamos personas que nos marcaban de forma recurrente y nosotras estábamos encantadas con este proyecto, el cual realizamos desde el marco teórico, el diseño de intervención y su realización. Hasta que el dueño de la empresa para el cual creamos este programa de responsabilidad social nos bajó el switch y el sueño se acabó", recuerda. 

Esto la afectó anímica y emocionalmente, pues sentía que con este proyecto explotaba sus conocimientos como psicóloga y, al mismo tiempo, ofrecía un servicio único y necesario para la sociedad, sobre todo para la comunidad de la 3ra edad. Pero al poco tiempo logró colocarse como coordinadora de voluntarios de Rock Corps. Durante seis meses, Brenda cambió radicalmente sus tareas, de estar detrás de una computadora y un teléfono para atender a los adultos mayores a estar al pendiente de cientos de voluntarios, lo cual no tenía absolutamente nada que ver con sus conocimientos obtenidos durante su carrera. 

"Me gusta mucho el trabajo en consultorio, me apasiona, me encanta y me enriquece mucho profesionalmente. Pero cuando coordiné voluntarios, me llené las manos de tierra, la cara de pintura, me di cuenta que había algo de mi que es imposible que realice en un consultorio. Siempre me he considerado una persona creativa pero no lo había explotado hasta entonces y la disfruté muchísimo. Después vino una época de desequilibrio, pues cuando terminó el proyecto, me di cuenta que no quería regresar a las cuatro paredes de mi consultorio", declara García


Gracias a sus amistades, las cuales están muy ligadas al mundo de la música, logró colocarse como asistente de audio, hasta estar vinculada a proyectos tan interesantes como lo fue Coca-Cola TV. Toda esta industria de la producción enamoraba cada vez más a Brenda y, para su fortuna, encontró como aplicar sus conocimientos en psicología y producción en una serie de Canal Once, llamada Yo soy yo. Su labor consistió en brindar apoyo a los actores para que se conectara con la escena, sobre todo con un miembro del elenco con síndrome de Down. De esa forma encontró el equilibrio perfecto entre su pasión por la psicología y su amor por la producción.

"Durante mi estadía en Canal Once conocí a Jorge Luquín, quien me invitó a asociarme con él en un emprendimiento de salsas caseras, SwEy, el cual hemos hecho crecer durante dos años dentro de los mercados urbanos de la CDMX. Y fue más o menos durante ese tiempo que me enteré que un gran amigo mío de hace muchos años, Joaquín García, comenzaba su propio emprendimiento con una firma de producción, LDMX. Por supuesto que estuve muy interesada en involucrarme de inmediato con ellos, pero la oportunidad se dio sola, cuando apoyé a Ana Paola García con un suéter que necesitaba de forma urgente. Creo que a la managing partner le gustó mi actitud y mi forma de encontrar soluciones, pues a los pocos días recibí mi invitación para formar parte de esta gran empresa, la cual siento tan mía pues me gusta sentirme activa, ocupada, no sólo mental, sino físicamente. Amo ir de arriba para abajo, correr, cargar cosas, pero sobre todo, ver el rostro de las personas que disfrutan de nuestro trabajo. Ver que la gente es feliz y saber que soy parte del equipo que causó esa felicidad, a mi me llena mucho", finaliza la coordinadora. 

Por si todo esto no fuera poco, Brenda tiene un cuarto proyecto que no sólo le da tranquilidad y felicidad, también le ayuda a explotar sus dotes artísticas, Orugas Accesorios, pues gusta de tejer con estambre todo tipo de cosas, desde prendas hasta piezas de colección únicas en su tipo y escribe un blog, Afectivamente, sobre temas relacionados a la psicología. ¿A qué hora duerme? No lo sabemos. Pero, de acuerdo con ella, sí lo hace y descansa muy bien, pues tiene su conciencia y mente tranquilas, pues hace todo lo que le gusta y siempre se ocupa de hacerlo bien. 


0 comentarios:

Post a Comment