Keep it funky



Por Israel Zepeda


"Una vida sin música sería un error", dijo en algún momento de su vida Friedrich Nietzsche. Él será recordado por muchas cosas mientras la humanidad tenga memoria, pero respecto a este dicho, tiene toda la razón. Si bien no todos los géneros creados por el ser humano son del gusto de todos, cada quien tiene derecho a romperse los tímpanos con la música que mejor le parezca. La música nos inspira, nos motiva, tiene el poder de cambiar nuestras emociones, de hacer explotar nuestros sentimientos a niveles insospechados; nos hacen viajar, bailar, disfrutar el estar vivo. Cómo me gustaría ser un melómano y disfrutar de todos los géneros sin culpa, sin recelo, sin vergüenza. Cómo me gustaría entenderla, imaginarla y crearla, tal y como lo hace Silvano Zetina, mejor conocido en la escena musical como Silvanozo

Con ese pseudónimo que fusiona su nombre con su apellido se ha hecho famoso en la industria musical. Con el funky como estandarte, cuenta con más de 30 años de carrera musical, la cual ha disfrutado cada segundo. "Inicié mi aventura en la música desde los 14 años de edad. Desde entonces he dedicado mi vida a la música. Estudié en el Conservatorio Nacional de Música, para después aprender de maestros particulares, algunos de ellos venían de escuelas como Dick Grove o la Grove School. Obviamente, en esta industria nunca dejas de aprender, por lo que otros grandes maestros han sido todos los músicos y productores con los que he compartido escenarios y estudios a lo largo de mi vida. Más que trabajar en la música, me dedico a estudiarla, a comprenderla", afirma Silvano


Entre sus géneros favoritos se encuentra la música electrónica y el jazz. Pero, sobre todo, le gusta mucho visitar sonidos que fueron grabados hace muchos años. Cuando entra en YouTube, siempre busca videos y presentaciones de James Brown, The Grand Green, Jeorge Benson, Herb Alpert, Miles Davies y demás jazzistas que crearon escuela. Las creaciones de todos estos maestros son una gran influencia en las creaciones de Silvano, sobre todo la música de los años 70, con aires retro de surf, rockabilly, pero con un poco de electrónica y dance. Incluso se atreve a jugar con el hip hop y el reggae, pues encuentra divertido encontrar puntos en común de géneros tan dispares. 

Silvanozo se ha presentado en diversos sitios, no sólo en nuestro país, sino en el mundo. Los podemos encontrar en todos los lugares donde la escena funky y el jazz son predominantes, como en Parker & Lenox, Groove, Hooka, Patanegra, entre otros. "Hace un par de años estuvimos en Brasil, festivaleando con nuestro funk; eso también nos ha llevado a Acapulco, Tabasco y en otros festivales de México", indica. 

"Mi instrumento principal es la guitarra. Toco varios más, pero no me considero un multi instrumentista. Por ejemplo, conozco el piano desde muy temprana edad, pero no soy un pianista. Más bien me considero un programador, pues hago mucha música programada. Produzco mucha música electrónica y utilizo varios programas y un teclado para crear mi música. Obviamente también conozco el bajo, la batería y conozco muy bien el resto de los instrumentos de una banda, pues siempre he tocado así. Todo ello se suma a los estudios que he realizado en composición, en donde aprendí sobre los timbres, las alturas de los instrumentos y sus arreglos. No domino todos los instrumentos, pero los conozco muy bien", señala el músico. 


Además de exponer su talento en diversos escenarios, cuenta con un estudio de grabación en donde explota sus dotes como productor musical. Actualmente se encuentra enfocado en la producción de una cantante argentina, cuya propuesta de rock pop la podremos escuchar en un futuro cercano. A la par de todo ello, prepara sus siguientes presentaciones en la CDMX. Para información sobre sus próximas tocadas, pueden seguirle la pista en su facebook oficial. 

Crédito de fotos: Silvanozo

0 comentarios:

Post a Comment