Para combatir el bloqueo mental



Por Arturo J. Flores

Escribió Hemingway: “La cosa más espantosa es una hoja de papel en blanco”. Los creativos le tenemos tanto miedo, que podríamos disfrazarnos de una en Halloween. Peor aún cuando te aqueja el llamado “Bloqueo mental”, esa sensación atroz de encontrarse perdido en un laberinto que no te permite avanzar ni retroceder, cuando estás por iniciar o terminar una tarea. 

El bloqueo es esa sequía de ideas que impide concretar un proyecto. Porque todos sabemos que el éxito de un propósito, radica en el tiempo que dediquemos a su diseño y preparación, mucho más que a la ejecución. Y todo ello comienza con una página en blanco.

Aunque no lo creas, hasta lo más grandes genios han sido víctimas del bloqueo mental, porque no reconoce edad, género, condición social ni preferencia sexual. Por lo que me permito compartir algunas recomendaciones para combatirlo.


Trabaja como si en ello se te fuera la vida

No olvidemos que el cerebro además de un órgano vital, es un músculo. Cuando trabajas en un área creativa, necesitas ejercitarlo a diario. Un solo día sin que escribas, dibujes, realices bocetos, análisis o esquemas, es un día que tu cerebro pierde condición física. Exactamente como cuando no te levantas a correr. Picasso decía: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. La práctica hace al maestro y destruye el bloqueo mental.

Pero también echa la hueva

A menudo escucho decir a la gente: “no tengo tiempo, tengo muchas cosas qué hacer”. Se trata de gente que dejó de disfrutar lo que hace. ¿Entonces qué caso tiene que lo siga haciendo? Si no puedes leer un libro, ver una película, disfrutar de un manjar o sentarte a charlar con tu pareja, entonces no estarás dando a tu cabeza momentos emotivos que después se traducirán en ideas. Recuerda que Newton descubrió La Ley de la Gravedad estando sentado tomándose un respiro, cuando una manzana cayó de un árbol. El ocio y los pasatiempos también curan el bloqueo mental.


No dejes de hacer ejercicio físico 

Tenía un profesor de literatura que solía decirnos: “¿Saben porqué los alemanes escriben esas novelas majestuosas? ¡Porque tienen dos nalgotas para sentarse a escribir!”. Si bien es cierto que el camino del éxito está sembrado de “Horas nalga”, de nada te servirá el trabajo si no dispones de salud para disfrutarlo. Está comprobado que si estás delgado y con niveles de colesterol normales, serás mucho más productivo y te cansarás menos. Una carrera de 5k por la mañana o una sesión de yoga, aunque no lo creas, te darán la claridad necesaria para combatir los bloqueos mentales. 

Levántate muy temprano

¿Escribir hasta el amanecer con una botella de whisky al lado? El cine y la literatura han creado una percepción del creativo muy divertida, que no necesariamente es real. La realidad es que el cerebro consume hasta el 20 por ciento del oxígeno que entra en nuestro cuerpo, por lo que es importante mantener hábitos saludables para ser más creativo y eliminar los bloqueos mentales. Mejor trabajar con un tazón de nueces de la india para botanear y un litro de té verde que con un whisky y papas fritas. Los creativos somos atletas cerebrales, no lo olvides. Dormir temprano y levantarse temprano también te ayudan a pensar mejor.

Teclea a lo loco

Aunque no lo creas, comenzara escribir palabras y frases sin conexión ni orden cuando te sientas a trabajar, hacer rayones en una hoja de papel, ayudan a romper los bloqueos mentales. Sencillamente siéntate a escribir sin pies ni cabeza y poco a poco la muralla invisible se irá derrumbando hasta que fluyan las ideas. Recuerda que para llegar al cielo, dice “La Bamba”, se necesita un poco de gracia y otra cosita. Se cuenta que el primer boceto que le presentaron a Matt Groening de Los Simpson fue trazado en una hoja de bloc amarilla y que le gusto tanto cómo se veía, que los dejó así para que se distinguiera de otras caricaturas. Nunca dudes de seguir tus instintos.

0 comentarios:

Post a Comment