Lugares que nos encantan: Deigo



Por Staff LDMX

Cuenta le leyenda que en Nueva York es posible comer en un lugar distinto todos los días y un año no alcanzaría para conocer toda la oferta culinaria de la ciudad. Sin duda quienes viven en ese lugar y gustan de probar diferentes sabores tienen a la mano una aventura gastronómica inigualable, incluso envidiable. Si bien nuestra Ciudad de México no se compara con la gran urbe norteamericana, cuenta también con una excelente oferta en cuanto a sabores, conceptos y restaurantes que buscan colocarse en el gusto de todo tipo de comensales. Asimismo, su propuesta en cuanto a concepto y diseño suma a que la degustación vaya un poco más allá. Como nos gusta decir en la industria, "que el consumidor viva una experiencia única e irrepetible". Suena trillado, pero así es todos los días en Deigo.
El mexicano es muy dado a defender lo suyo, pero cuando algo le gusta, lo adopta como tal y eso es lo que ocurre con Deigo, un espacio en la colonia del Valle en donde se puede probar el sushi como fue concebido en el mismo Japón, no el estilo occidental al que estamos acostumbrados. Debido a ello, es un excelente lugar para adentrarse de verdad en el arte que significa la cocina japonesa, con todo y los ingredientes exóticos que la conforman, sin dejar de lado los ingredientes indispensables para nuestro paladar. 

Su carta es muy extensa y, dado que explican muy bien qué conforma cada uno de los platillos, podría parecer un poco confusa, pero una vez pasada esta prueba, es hora de probar el zuru udón (fideos udones, fríos, con salsa helada a base de soya dulce), almejas reinas estilo Rockefeller, empanizadas con espinaca y mantequilla, por ejemplo.



Pero el sushi es otro cantar, pues además de ser más grandes a lo que estamos acostumbrados, todas las piezas son frescas, con una consistencia diferente en la boca y, claro, algunas incluyen ingredientes tan exóticos, como la almeja gigante,  que son importadas de Estados Unidos dos veces por semana. Existen combinaciones para casi todos los gustos, como los domburi, por ejemplo, que son paquetes de cocina popular que incluyen un tazón de sopa miso y ensalada. El plato fuerte incluye pollo, mariscos y verduras empanizadas, mientras que los amantes de los fideos y tallarines también podrán saciar su antojo con diversas combinaciones, como el pollo converduras y el curry, que es muy parecido a un estofado con sabores intensos pero mucho más elegante. 

Pero además de los sabores, que son parte fundamental de un restaurante, Deigo terminó de convertirse en una parada obligada para LDMX debido a su diseño. El espacio es como entrar en un espacio traído directo de Japón, mismo que enmarca a la degustación y le da un toque de distinción. Íntimo en cuanto a espacios, pero suficiente para atender a varios comensales, funcionó como una plataforma de lanzamiento para el más reciente lanzamiento de Mon Laferte, mismo que se produjo en el lugar con todas las facilidades otorgadas por el lugar y sus gerentes. 


Si se encuentran cerca del Andador José Enrique Pestalozzi 1238, en la Colonia del Valle, delegación Benito Juárez, dense la oportunidad de probar una experiencia oriental como si se encontraran en Japón mismo, no sólo en el sabor, sino en todo sentido. Por todo ello, Deigo se suma a la lista de los lugares que nos encantan. 

Fuentes: Deigo.com, Dónde ir.com

Créditos de fotos: Timeout.mx, Chilango.com

0 comentarios:

Post a Comment