Pretty woman


Por Israel Zepeda

Cuando recién llegué a las filas de LDMX tuve mi primera misión, viajar hacia Los Cabos para atender el Open of Surf que se celebra año con año en ese lugar. Eso significó muchas horas de sol, arena y mar durante casi semana y media. Fue en ese lugar donde conocimos a Julia, una ukraniana que llegó a apoyarnos en nuestras labores de promoción y contacto con la gente que acudía al evento. Su historia era realmente fascinante, pues hizo a un lado sus labores como educadora (estudió para ser maestra en su nación), para dedicarse a viajar por el mundo gracias a que su genética la dotaron de una belleza singular, cosa que no pasó desapercibida para una agencia de modelos, quienes la invitaron a probar suerte en otros continentes. Por lo que nos contó hace ya dos años, su tiempo en México estaba por terminar, pues tenía invitaciones para trabajar en Japón, China, España y Rusia. Tal y como podemos ver en su perfil en facebook, su belleza aún la lleva de viaje por diversas partes del mundo y, por su sonrisa, podemos deducir que ama lo que hace. 

México le abre la puerta a miles de hombres y mujeres quienes llegan a nuestro país para trabajar en la industria de la mercadotecnia y publicidad, no sólo como directores de agencias o creativos exitosos, sino también como modelos, gios y edecanes. Es común encontrar a personas de Brasil, Ecuador, Venezuela, Argentina, Chile, incluso de Estados Unidos trabajar como parte del equipo que corre un evento, siempre vestidos de gala, listos para atender lo que sea que necesiten los clientes, invitados o curiosos. Siempre con una sonrisa. Tal y como Julia, uno se imaginaría que esto ha sido siempre lo que querían en su vida, ¿no es así? 

La vida no se trata siempre de sueños cumplidos, sino de sacrificios que - a veces -,  se tienen que hacer por un bien mayor. Tal es el caso de otra chica que, durante años, ha laborado en la industria de los eventos como edecán. Es conocida por mucha gente por su rostro y sonrisa pero, sobre todo, por la amabilidad, buen carácter y actitud positiva con la que acude a cada uno de sus llamados. Alana es la favorita de muchos directores de marca y productores, pues saben que de ella sólo se pueden esperar buenos resultados. 

Originaria de Venezuela, muy pocos podrían imaginarse que se recibió como Ingeniera Química en una de las principales universidades de ese país. "En ese momento no pensaba que el modelaje o la edecaneada formarían parte de mi vida. Me recibí y comencé a laborar en una gran empresa, hasta que los problemas creados por el gobierno de Hugo Chávez la llevaron a la quiebra. En ese momento, mi familia y yo decidimos que era momento para que saliera del país y, junto con mi hermana, quien ya estaba establecida en México, intentara otro camino. Fue así como llegó a nuestro país, sin tener idea de qué es lo que haría en un país extraño, donde no tenía contactos, ni amigos y mucho menos ejercer su carrera. 

"Para poder contratarme como ingeniera tengo que regresar a mi país para que la universidad me extienda un documento en el que certifica mis capacidades, pero tengo miedo de hacerlo y que el gobierno venezolano no me permita salir más del país. Llegué a México hace aproximadamente diez años y en este tiempo he podido colocarme dentro del modelaje y la edecaneada de forma constante; me costó trabajo, pero ya cuento con mi patrimonio y encontré a una persona maravillosa con la que puedo compartir mi vida, sueños y aspiraciones. Pero me da mucha tristeza y coraje que varios amigos míos, todos ellos profesionistas, tengan que sacrificar su experiencia para aceptar trabajos que no van con todo ese tiempo que invirtieron en sus estudios, todo por salir de un país en el que el gobierno descuida a su gente por una supuesta revolución mal enfocada, mal aplicada y que a todas luces llevará a mi hermosa nación a un barranco en donde quienes más sufren son las personas que en su momento votaron por un cambio que jamás llegó", afirma Alana con tristeza.


Al día de hoy, recibe varios llamados para diversos eventos, tanto en la ciudad de México, como en el interior de la república; cuando su agenda no está repleta de trabajo se da tiempo para pasear con sus mascotas, salir con su pareja y planear su futuro. Está consiente de que en unos años los llamados no serán tan frecuentes como ahora, por lo que ya planea en invertir en un negocio propio. "México es un país hermoso en donde he encontrado un nuevo camino para mi. Me ha dado trabajo, amigos, familia y estabilidad emocional. Me da terror que toda esta paz y tranquilidad se vea amenazada por personas que usan un discurso muy similar a Chávez y que, a todas luces, están por llegar al poder. Ojalá me equivoque y que este gran país continúe como lo que nosotros vemos y amamos, una tierra llena de oportunidades, colores, sabores y alegrías por muchos años más", finaliza. 

Bien lo dijo Joaquín García, managing partner de LDMX, todos somos un cúmulo de historias, mismas que definen nuestra vida, pasada, presente y futura. Jamás más me habría imaginado que detrás del rostro y sonrisa de Alana se encuentra toda una profesionista con título universitario, quien supo sortear los obstáculos que la vida le puso en su camino y supo construir una carrera en un país extranjero y rehacer su vida, su futuro y su propio éxito. 

0 comentarios:

Post a Comment