Producer's Log: Mi casa es su casa



Por Israel Zepeda. 

De acuerdo con la herramienta Tweet Reach, en poco menos de una semana, más de 600 mil personas hablan del evento tan sólo en social media. A ello se le suma el ruido que ha tenido en medios tradicionales, gracias al excelente trabajo de relaciones públicas. Desde que se hizo pública la convocatoria, los horarios disponibles se atiborraron en cuestión de minutos y, durante el evento de apertura, más de 200 personas, entre periodistas, invitados especiales y figuras del internet nos apoyaron en correr la voz de lo que meses antes era una idea "peloteada" en una sala de juntas. El reto era interesante y, al final, el resultado habla por sí mismo. Pero todos envidian el éxito, cuando muy pocos conocen el camino que se tuvo que recorrer para que la Warner House abriera sus puertas a todos los afortunados que alcanzaron a registrarse. 



El concepto era simple, tomar las series más populares y exitosas de la señal de Warner TV (Antes Warner Channel) e inspirar una serie de actividades alrededor de ellas. De esta forma, títulos como Two and a Half Men, The Big Bang Theory, Young Sheldon, Arrow, Supergirl y The Flash se adaptarían para ofrecer actividades lúdicas que funcionaran como una campaña promocional para el inminente estreno de sus nuevas temporadas (algunas como The Big Bang Theory se despiden próximamente mientras que Two and a Half Men continúan con gran aceptación por parte de la audiencia, hecho que hace su presencia aún más relevante y de gran importancia para el canal de TV de paga). 



Con el brief de nuestro lado, ahora era nuestro turno de regresar con el cliente con una propuesta que a todas luces tendría que ser irresistible. Armados con bebidas calientes - y una que otra chela -, el equipo de LDMX se dio a la tarea de aventar ideas, visiones, imaginar cómo podríamos hacer volar a las personas, o meterlas en un laboratorio; incluso en crear una playa artificial con mojitos listos para degustarse. Algunas ideas más locas que otras, pero ninguna se quedó sin analizar, sin desecharse. Finalmente y ante tantas posibles realidades, se tomó la decisión más adecuada, una parte del equipo se enfocaría en ver los capítulos más emblemáticos de todas las series para identificar "eso" que hace de estas series algo que los espectadores aman y siguen fervientemente. 

Un par de días después, todos nos reunimos de nueva cuenta para presentar nuestros hallazgos. De esta forma, una por una, las de-construimos para construirlas de nuevo a nuestro placer, hasta que llegamos al punto de que todas y cada una de ellas se adaptó a las necesidades creativas y operativas... las hicimos producibles, pues. Cada insight, cada elemento correspondiente a cada una de las series estaba ahí. Cada pizca de identidad que hace que tan sólo con ver los renders sepas de qué serie hablamos estaba en su lugar. Y así fue como logramos que quienes nos encargaron esta tarea no sólo quedaran satisfechos, sino que superamos sus propias expectativas. 



Una vez con la luz verde otorgada, era momento de buscar el lugar ideal para realizar esta actividad, la cual tendría más de una semana de duración. Necesitábamos encontrar un lugar que funcionara como un lienzo en blanco para trasladar a nuestros invitados dentro de las mismas series y, al mismo tiempo, nos sintiéramos como en casa. Todo ello nos llevó a hacer varios scoutings hasta que llegamos a la Casa Colima, en Roma Norte. Su ubicación, así como sus espacios, diseño y arquitectura se apegaron a nuestros requerimientos de forma casi orgánica, por lo que se puso manos a la obra en cuanto a construcción, diseño y elementos que harían de ésta una verdadera Warner House

Una vez más, nuestros aliados resultan ser clave para cumplir nuestras promesas. Tanto en lo intangible del softwere y programación, como en la construcción, adecuación y acabados, todos ellos merecen un gran reconocimiento por parte de todo el equipo de LDMX, por dar siempre la cara y aceptar el reto de hacer realidad nuestras ideas. EMSA, Alucinarte Producciones, Trendia, ar2 imagineers, HMD, Altered, Status, Trendsétera, Pizza In Casa, Hedone, Red Carpet, así como todas las personas que durante días estuvieron a deshoras de la mañana ocupados en hacer su parte para que las experiencias cumplieran todos los estándares de diversión requeridos. Todos comandados por el liderazgo de la productora María José Cervantes.



Es así como llegamos al gran momento de la verdad. Todos los asistentes a la Warner House tendrían que realizar un proceso de pre-registro a través de un micrositio. En él, la gente elegiría el día y la hora en la que nos visitaría. De esta forma logramos tener control sobre la asistencia, sobre todo por que, para que las actividades funcionaran de manera óptima y adecuada, preferimos que se realizaran grupos pequeños. 

Una vez en el lugar, nuestros invitados pasan primero al cuarto de Two and a Half Men, en donde encontrarán elementos visuales y físicos que los invitarán a cantar el tema principal de la serie. Una vez que sus dotes musicales hayan rendido frutos, un pasillo los llevará hasta un elevador que ha estado fuera de servicio durante muchos años, pero que esta semana abrió finalmente sus puertas para mostrar el área en donde el Dr Sheldon Cooper va a pensar sobre neutrones, protones y fórmulas cuando está estresado y no puede dormir; esto nos lleva directamente a un túnel del tiempo, en el que retrocedemos un par de décadas para conocer los gustos del tan afamado doctor, justo cuando era un niño genio. 

Una puerta después nos sumerge en la base de operaciones y entrenamiento del Team Arrow. Aquí, nuestros invitados tendrán que probar que son fuertes, ágiles y que tienen lo que se necesita para defender a las personas y llevar a la justicia a quienes le han fallado a la ciudad. Ya superadas estas pruebas, deberán derribar un muro para continuar un viaje espacial, que los llevará desde el lejano planeta Kryptón hasta la tierra, de la misma forma que Supergirl

Finalmente, pero no menos importante, es un experimento en el cual, con la ayuda de tus compañeros de experiencia, tendrán que liberar a la Speed Force. Ve rápido, muy rápido para que liberes esta fuerza súper natural que le da su velocidad al hombre más rápido del mundo, The Flash


Fueron meses de mucho trabajo, de ajustes, de trabajar 26 horas al día, los nueve días de la semana. Y si bien el trabajo aún no termina, pues Warner House tiene abiertas sus puertas hasta el próximo domingo, es grato reconocer que todo el trabajo duro ha dado resultados más allá de los esperados, tanto para nosotros como para quienes nos confiaron el proyecto en primer lugar. Sin cantar victoria - pues el trabajo aún no termina- , podemos levantar las manos y celebrar que, más allá de los cientos de miles de impactos en redes sociales y en medios tradicionales, la gente sale del venue con una sonrisa y entusiasmados por ver qué ocurrirá después con sus series favoritas. Puedes seguir la actividad de este grandioso evento a través del HT #WarnerHouse

Así que pásenle a lo barrido. Mi casa es su casa. 

0 comentarios:

Post a Comment