It's a long way to the top



Por Israel Zepeda.

A poco más de tres años de existir, finalmente podemos celebrar que LDMX ya es conocida por todos como una firma de producción, no como una agencia. A mucha gente no le quedaba claro la diferencia entre una y otra, pues al fin y al cabo los resultados eran "los mismos". Podemos escribir mil justificaciones del por qué nos bautizamos como tal, pero finalmente la experiencia y el trabajar con nosotros basta y sobra para entender que nuestros procesos, nuestras formas y naturaleza misma dista mucho, muchísimo, de la forma tradicional en la que laboran miles de empresas en todo el país y en el mundo. Por supuesto que no inventamos el hilo negro ni mucho menos realizamos prácticas que no se realicen en otras latitudes con igual o mayor éxito, pero el haber funcionado así por varios años y mantener crecimientos constantes, tanto en personal como en ingresos, habla muy bien de que nuestra forma de trabajo funciona. ¿De qué hablamos? Del compromiso de todos. De la entrega y sentido de la responsabilidad de cada uno de los miembros del equipo. De la visión y estrategias que nos mantienen unidos. De mantener siempre la mente abierta a nuevas oportunidades, no sólo para buscar cuentas, sino para sumar talento. Como el de César Gama, viejo lobo de mar en la industria, rockero de corazón y productor por convicción. 


Gama nació en la ciudad de México y creció en la bella delegación (ahora Alcaldía) de Coyoacán. Más específicamente en la colonia Parque San Andrés, lugar donde no hace mucho LDMX tenía sus cuarteles generales. "Lo más chistoso es que de niño yo solía jugar maquinitas en una papelería que le pertenecía a los familiares de Ana Paola, managing partner de la firma de producción. Todos los viernes me encontrabas ahí, gastándome mis cambios", recuerda entre risas el productor. 



Así, entre juegos y estudios en el Instituto Simón Bolivar, es más reciente miembro de LDMX creció hasta que llegó el momento de elegir una carrera universitaria. Toda vez que toda su familia toca instrumentos musicales, creció con mucho cariño hacia la música y se imaginó convertirse en un músico profesional. Pero llegó el rock & roll y, con él, los años de rebeldía adolescente. Él ya había decidido que la guitarra eléctrica sería su futuro inminente, pero sus padres no estaban de acuerdo. "Estudié Comunicación y Relaciones Públicas en la Universidad Latinoamericana, aunque también estudié música, como instrumentista en guitarra eléctrica. Fue un acuerdo que hice con mis padres, tener una carrera "de a deveras", entonces tuve que buscar la forma de cursar ambas carreras al mismo tiempo. Todos los sábados acudía a la Autónoma de Música a tomar cursos intensivos. Desde morro me latía la música bien cañón; mi abuelo escuchaba mucho blues, jazz; mi papá toca la guitarra con sus hermanos. La música siempre ha estado en mi vida y por ello nunca la solté ", señala Gama

Una vez que terminó la universidad entró a Televisa para trabajar en el proyecto Espacio Veracruz 2002 y 2003. Inició como mensajero para la jefatura de vestuario y diseño de imagen, para después ser recomendado con la producción de Espacio. Entre servicio social y prácticas profesionales, estuvo un año en la televisora, de a gratis. Después se dio medio año para descansar, para regresar a Espacio Monterrey 2004, pero ya como jefe de producción. Esa fue su entrada por la puerta grande al mundo de los eventos. 

Entre otros de los proyectos en los que participó se encuentran las Lunas del Auditorio Nacional, los premios Furia Musical, así como los 60 años de Pedro Infante en Culiacán. Siempre como encargado de montaje y stage manager, pues su experiencia como músico en bares mexicanos le enseño cómo "setear" a las bandas musicales. 

Así fue como invirtió seis años para Televisa y sus eventos hasta que dio el brinco a la publicidad al ingresar a Ogilvy, en su departamento BTL denominado Ogilvy Action. Cuando terminó el proyecto, se cambió a Backstage, en donde fungió como productor durante poco más de un año. 

"Tuve marcas como Tupperware; con ifahto trabajé la gira de Discovery Kids, con Mariana Campos. Ahí en Backstage conocí también a Dany Torres y Hugo Garfias, quienes formaron HMD Production Lab, así como Marco Rea, quien después fundaría AmasB Concepto. Es lo gracioso de esta industria, todos, absolutamente todos estamos conectados de alguna forma u otra acá adentro", indica. 

Tiempo después, Mexciting, su cliente, lo contrata por un mes, pues casi de inmediato lo buscaron de Ogilvy Action para ser su nuevo Project Leader. Así se hizo cargo de diversas estrategias BTL, 360 y, lo que más celebra, es haber estado en la agencia al mismo tiempo que grandes creativos como Pepe Montalvo, Mike Ruiz, Manu Vega, todos los directores creativos chingones en un sólo lugar. 

"Todo iba bien en Action hasta que no estuve de acuerdo con algunas de las políticas y estrategias que se avecinaban. En una reunión mostré mi incomodidad por algunas decisiones y eso fue lo que marcó mi salida de la agencia. Entonces freelancié un tiempo para Ache Entretenimiento, hasta que me coloqué en AmasB Concepto. Llegué cuando éramos muy pocos en la agencia, comenzamos a ganar cuentas y a levantar a la empresa desde cero", comenta Gama

Dos años le bastaron para convertirse en el director creativo, con cuentas como BBVA Bancomer, Mini Cooper, MotoRad, Mazda, Renault, Harley Davidson - marca con la que se hicieron acreedores de diversos premios en varios festivales creativos -, entre otras más. Así se mantuvo dos años más, hasta que el ambiente laboral comenzó a viciarse, por lo que decidió salirse para buscar otro tipo de crecimiento. 

Fue así como llegó a Innocean Worldwide México, la agencia creativa de Hyundai Group como director BTL. Fue en ese puesto y en esa empresa donde conoció a LDMX. "A Chava ya lo ubicaba por varios pitches en donde competíamos, como el Rally de León, Corona Capital, entre otros... pero fue hasta que trabajé con algunos proyectos con ellos como mi proveedor fue que conocí su forma de trabajar, a la gente que conforma al equipo y me gustó mucho su estilo. Hicimos dos proyectos, Grita Gol y Hands On. Nos caímos muy, muy bien. Por ello, cuando decido salirme de Inocean, le marco a todos mis proveedores para despedirme, Ana Paola y Chava me invitan a comer, platicamos y me abrieron las puertas de la firma de producción. Y heme aquí", celebra. 

En tan sólo cuatro meses, nuestro nuevo y flamante Production Manager ya ha tenido mucha acción, con eventos como facebook, Kenzo, School of Beauty, Ferrari, más algunos más que se avecinan con marcas como Mercedes Benz y Toyota, tiene mucho trabajo y poco tiempo para tocar la guitarra. "Me siento bien chingón, estoy muy contento. LDMX es muy cool, la gente, la visión que tiene la firma, el tipo de proyectos. Además, trabajar con gente chingona que no tiene problemas en hacer las cosas bien, es una maravilla", señala. 



Sus planes a corto y mediano plazo son explotar su experiencia en la rama automotriz para especializarse en esa industria, así como continuar en la búsqueda de proyectos divertidos. Le gustaría conseguir a alguna marca de motocicletas y autos de lujo, por lo que tiene en la mira a Porche, a General Motors y a varios más. "No extraño la vida de agencia. La parte creativa es muy divertida, pero la ejecución es muy complicada, ponen muchas trabas. Quieren que pienses "fuera de la caja", pero te cortan las alas. Pero agradezco la experiencia, pues saber todo el proceso creativo es muy necesario al momento de producir, hacen falta más productores que sepan de ambos mundos", finaliza Gama. 

De esta forma LDMX perfila el cierre del 2018, un año de unidad, de crecimiento y de mucho aprendizaje para todos. Ahora, con todo el talento con el que contamos y sus habilidades "extracurriculares" bien podríamos pensar en formar una banda de rock (nunca digan nunca); César está puesto para armar el palomazo, pues como a otros en el equipo, le hace falta rockear sobre un escenario más seguido. Y para como nos la gastamos en la firma de producción, esto podría suceder más temprano que tarde. 

1 comment: