Crónicas de Coyoacán: La importancia de ser



Por Israel Zepeda

Somos personas acostumbradas a muchas tradiciones. Sobre todo a las que se crearon por la mezcla entre dos culturas diametralmente opuestas hace ya más de 500 años. Somos el resultado de una combinación de ideales, colores y sabores que, al día de hoy, encuentran un lugar entre tanta modernidad y pantallas de led, gracias a quienes mantienen vivas las formas y modos de aquél entonces. Para cada una de ellas existe una temporalidad, un momento en el año para gozarlas, pero existe una alcaldía en particular cuya arquitectura, ambiente y mercados ayudan a recordarnos quienes somos, de dónde venimos y por qué es uno de los lugares con mayor magia dentro de la gran urbe que es la CDMX

Los primeros habitantes de la zona llegaron a lo que hoy conocemos como Copilco hace miles de años. En ese lugar concentraron sus esfuerzos en el cultivo, justo en las faldas del Ajusco. Años después, llegaron los tepanecas quienes se concentran en los terrenos del Señorío de Azcapotzalco el cual, con el tiempo, se extendió hasta Coyoacán. Su rápido crecimiento llamó la atención del pueblo mexica, el cual se adueña de las tierras después de sangrientas batallas a principios del siglo XV. 

Poco les duró el gusto, pues la llegada de los conquistadores españoles y el sometimiento de todo un pueblo, Hernán Cortes elige Coyoacán como su base de operaciones. Ahí mantiene capturado a Cuauhtémoc, a quien sometía a través de torturas para que confesara el lugar en donde se encontraba el tesoro mexica. 



Fue en Coyoacán donde Cortés erigió el primer ayuntamiento de la zona, así como una de las primeras iglesias en el centro del país. Desde ese punto organizó otras conquistas, así como diversas expediciones. Por estos y más motivos, la zona era consideraba como la capita de la Nueva España. Pero cuando Tenochtitlán se proclama capital definitiva del país, ésta recibe el nombre de Valle de Oaxaca

Fue hasta el siglo XVII que se establecen talleres, ranchos, fincas, por lo que se generaron diversos trabajos. En el edificio que funciona hoy como la delegación, se encontraban las residencias de Pedro de Alvarado, Diego de Ordaz y de la Malinche



Varios años después, con la llegada de la Revolución Mexicana, se creó el parque de los Viveros, el cual perdura hasta el día de hoy como uno de los pulmones más importantes de la CDMX. Ya en 1950 se edifica la llamada Ciudad Universitaria y es la Universidad Nacional Autónoma de México una de las principales razones por las que la alcaldía ha sido cuna y sede de diversos movimientos intelectuales, políticos y artísticos. 

En Coyoacán se encuentran importantes escuelas y centros educativos, tales como el CENART y la Escuelas Nacional y Superior de Música. En cuanto a los museos, destaca el Museo de las Intervenciones, la Casa Azul, el Museo Nacional de Culturas Populares, el Museo de la Acuarela, el MUAC y el Museo Anahuacalli



Más de un millón de personas habita la alcaldía, y aún más la visitan todos los días. Algunos de sus barrios más conocidos son: Panzacola, La Purísima Concepción, el Niño Jesús, San Diego Churubusco, Santa Catarina, San Francisco, San Mateo, San Pablo Tepetlapa, Santa Úrsula Coapa y Los Reyes. En ellos, aún se mantienen incólumes las parroquias coloniales que se edificaron durante la época virreinal.

Hoy, la alcaldía de Coyoacán constituye uno de los barrios más hermosos y bohemios de la Ciudad de México. Se trata de un lugar donde abundan las plazas y los jardines, al igual que el arte y la cultura.  Podría ser considerado como el epicentro intelectual de la capital, así como un referente clave sobre el pasado, presente y futuro artístico de la CDMX. Por todo ello y mucho más todos en LDMX estamos orgullosoa de formar parte de una historia que está muy lejos de terminar. 



Fuentes: CiudadDeMexico.com, Wikipedia, dadaroom.com, cdmx.gob

Crédito de fotos: Dadaroom, TomeoutMéxico, MilAM, MéxicoDesconocido

0 comentarios:

Post a Comment