Cronista digital



Por Israel Zepeda

¿Dónde estaban ustedes cuando descubrieron que existía algo llamado "el internet"? Su servidor apenas cursaba el primer año en la Prepa 1 de la UNAM, allá por 1997. A poco más de 20 años de esa primer experiencia, me parece fascinante como la gran carretera de la información se ha hecho tan indispensable en nuestras vidas. Desde que surgieron los primeros intentos por ofrecer servicios de internet para los particulares, el mercado de las descargas musicales, la creación de sitios tan inútiles como divertidos, así como la apertura de los primeros "Café internet" estratégicamente a las afueras de cada escuela, hasta traer todo ello en la palma de nuestra mano, gracias a los smart phones. Vaya que esa herramienta de comunicación tuvo potencial, pero sólo personas con verdadera visión se dieron a la tarea de ver a este medio no como un mero entretenimiento, sino como una plataforma de oportunidades ilimitadas que más que saber navegar, habría que saber controlar para ser un participante activo en ella. Maw Troncoso, director digital en Episodia y experto en analítica digital, nos recuerda a través de su propia historia cómo es que el internet ha sido pieza fundamental de esa travesía que nosotros identificamos como vida.

"En sí soy economista y administrador público y tiene todo que ver con lo que hago en el ámbito digital. Pareciera que no, pero todo lo que aprendí en la carrera me ha servido mucho para aplicarlo en lo que hago. Entré en el 95 a la UNAM, por lo que me tocó el paro del 99. Fue cuando tomé la oportunidad de estudiar sobre programación de sitios web. Nada tan complejo como ahorita, puro lenguaje HTML, pero me ayudó muchísimo cuando, en el 2001, ingreso a la Cámara de Diputados como asesor en la comisión de economía", detalla Troncoso

Eso le significó su primera incursión como experto en creación de páginas web, pues al ser la gran novedad del principio de siglo, vislumbró una oportunidad para que los diputados se subieran a esta tendencia digital. Fue así como le trabajó a personajes de la talla de Gustavo Madero, Margarita Zavala, Juan Molinar, Federico Dhöring, entre otros célebres nombres. Lo que se les ofrecía en ese entonces era un sitio con imagen, texto y diseño, pues integrarle algo más como video y animaciones elevaba muchísimo los costos en ese entonces. 



"Gracias a esta labor me hice de cierto renombre en la cámara, por lo que Margarita Zavala me invita a formar parte de la pre-campaña de Felipe Calderón. Cuando éste gana la presidencia, me invita a ingresar a la Secretaría de Hacienda, lo cual no dudé ni por un segundo", relata. 

Fue así como ingresó a la unidad de planeación económica de la institución, en la cual participó durante el último tramo del sexenio de Vicente Fox y el primer semestre del gobierno de Calderón. Pero cuando sus clientes (los diputados) lo buscan de nuevo para que les trabaje en sus nuevos sitios web, ya con nuevos puestos y funciones, ésta nueva oportunidad laboral le significa mayores ingresos que los que obtenía en Hacienda, por lo que renuncia y regresa a la creación de espacios digitales. 

Al conocer la labor política de sus clientes y todo su expertise legislativo, así como todo lo concerniente a la parte digital, se dio cuenta que sus habilidades podrían ser mejor utilizadas dentro del sector público. "Desde la presidencia de Ernesto Zedillo se hablaba sobre el tema de transparencia. Con Fox se consolidó, a través del - en ese entonces - llamado Instituto Federal de Acceso a la Información. Pero con el gobierno del Presidente Felipe Calderón toma mucho más fuerza la regulación de los sitios de internet del gobierno. Incluso durante su sexenio, se practicaba una evaluación a cada una de las páginas web de las secretarías de estado. Es entonces cuando ingreso a Infotech", señala. 

Éste es un centro de investigación que produce sitios web para el gobierno y forma parte de CONACYT. En este lugar se sentía como C-3PO, pues de acuerdo con él, tenía que interpretar la la burocracia del gobierno federal, su estructura y documentación para el cumplimiento de rendición de cuentas. Pero, por otro lado, comprendía perfectamente todo lo técnico sobre ingeniería web, desarrollo de sitios y las complejidades de los mismos. Fue entonces cuando pudo especializarse en temas de transparencia y rendición de cuentas. 

Tiempo después ingresa a la Secretaría de Economía, al área de comunicación social, a cargo de las redes sociales, el sitio web así como los contenidos de la secretaría, adaptarlos a un lenguaje ciudadano, sobre todo procesos un tanto técnicos como lo son temas de inversión extranjera, de minería, comercio, precios, pequeñas empresas, compras de gobierno... hacer que el portal cumpliera con los estándares de exigencia y calidad que pedía Presidencia. Además, asegurarse la accesibilidad de todos los sitios por medio de cualquier dispositivo. 



"Es entonces cuando tengo la oportunidad de colaborar en el gobierno de la entonces delegada Xóchitl Gálvez en la delegación Miguel Hidalgo como el Director de Modernización Administrativa, pero en términos prácticos era el director de gobierno digital; mi responsabilidad fue la de tomar todos los trámites de la delegación y encontrar la forma de migrarlos al internet. Fue un proyecto ambicioso, pero salimos bien. Al sólo tener tres años para implementar cualquier tipo de iniciativa, no pudimos hacer todos los cambios que hubiéramos querido obtener, además de que no había mucho presupuesto para el departamento digital. Pero como la delegada es ingeniera en computación entendió desde el principio y avanzamos en un agenda muy ambiciosa", recuerda Troncoso. 

Su jefe directo fue Arne Aus den Rutten, personaje popular en las redes por sus transmisiones en vivo en las cuales denunciaba faltas administrativas dentro de la delegación. Cada vez que Arne avisaba que tendría un "en vivo", todo el mundo ya se saboreaba el chisme. Y eso fue un tema de agenda para quienes colaboraban en la delegación, pues de acuerdo con Troncoso, querían obligar a que el resto de las delegaciones transparentaran así su trabajo. El asunto del "City Manager", las juntas, todo era compartible, todo era transmitible, de manera que el ciudadano comenzara a exigir las mismas prácticas en sus respectivas delegaciones, hoy alcaldías. 

"Lo triste es que no logramos pasar la estafeta. Terminó la administración y, al mismo tiempo, la fascinación de transmitir en vivo. Habrá que presionar como ciudadanos, en cualquier latitud del país, para que retomen esa transparencia. Mi labor dentro de la delegación terminó mucho tiempo antes, pues Arne me hizo una atenta invitación a renunciar y, hasta el día de hoy sigo sin conocer las razones de ello. Pero tengo el orgullo de haber sido funcionario público por 15 meses, aproximadamente. Antes de que llegara mi último día, comencé a enviar correos a mis contactos para avisarles que mis días como funcionario se habían terminado y es justo cuando quien fuera mi jefe en la Secretaría de Economía, Ricardo Rojo, me contacta y me invita a su proyecto, Episodia", detalla. 

¿Qué es Episodia? De acuerdo con él es una sastrería digital e integradores de servicios digitales. Cuentan con foros en renta, tanto para fotografía como para grabación de video, streaming, live view en HD o 4K. Cuentan con licencias de softwere de analítica digital, con el cual realizan reportes muy completos para sus clientes sobre lo que la gente dice de sus marcas en redes sociales. "En su momento nos contrataron para conocer los comentarios en social media sobre los candidatos a la presidenciales; quién tenía más menciones negativas, quién más positivas, etcétera...", comenta. 

"Uno de los proyectos más interesantes que hemos hecho fue producir eventos, desde cero, los debates presidenciales para la COPARMEX. Desde la conceptualización, la dinámica de participación con el público, que es de donde nace la idea de los debates ciudadanos que después imitó el INE. Eso fue algo que a mí me encantó, pues éste no era entre los candidatos, sino entre los electores y los aspirantes a la presidencia. Incluso, la forma en la que ellos respondían las preguntas en redes sociales a través de enlaces en vivo con gente que iba de un lado a otro… todo eso salió de la mente del director de Episodia. Realizar este proyecto, hacerlo tangible en cuanto a producción y que se haya concretado todo en una plataforma digital es un ejemplo claro de lo que podemos hacer con nuestra empresa", menciona orgulloso Troncoso

También son creadores de contenido en video (tanto Ricardo como Maw son los conductores de los mismos, dependiendo de los clientes). Por ejemplo, cuentan con un proyecto que corre en este momento llamado Portal de la Salud, en el cual entrevistan a médicos mexicanos para difundir temas sobre salud en un formato ameno, cumple un sentido social pero además es también una caja de publicidad para otros clientes por la gran audiencia que generan estos temas. 

Asimismo, Maw Troncoso es conductor de su propio espacio de opinión en la web. Tiene por nombre Un Café con Maw y en él, comparte con su audiencia temas de interés tanto político como social. Con un formato sencillo y sin tanta producción, se ha dedicado a construir un fanbase no muy grande, pero leal, quienes le presionan para que mantenga activo su proyecto. 



"Creo que el contenido en youtube se va a diversificar más. A lo que voy es que quizás algunos muy famosos youtubers se van a sostener muy bien, pero pronto surgirá una generación de mini-youtubers, si lo quieres ver así. Yo genero contenidos en vivo en Un café con Maw y cuento con un público de no más de 300 personas pero que están cautivas. Es una micro comunidad. Y creo que el contenido en video se va a mover para allá. Posiblemente comencemos a perder a los grandes influencers, creo que esa burbuja está por estallar, pues seguramente habrá muchos más creadores de contenido micro segmentados en el futuro cercano. Me da gusto ver que la industria digital ya no se deslumbra por los millones de followers y los millones de likes, pues eso habla de madurez. Se está profesionalizando y me parece importante que, al verlo como negocio, las empresas que contratan publicidad digital pongan atención en los insights que realmente valen la pena. Los likes y las reproducciones ya no son indicadores. Las conversiones son el indicador que debemos tener en cuenta. No me importa cuánta gente me vea, me importa que, una vez que lanzo un producto en video, cuanto aumentaron mis ventas. Ahí es en donde la credibilidad de los influencers se pone a prueba", finaliza Troncoso.

Esta historia podría seguir por muchos párrafos más. Podría contarles sobre su involucramiento con un proyecto de los Jonas Bloggers para Spotify (Se recibe cascajo); los martes de Chuck Norris, fiesta popular del geek digital de mediados del 2009 junto con los potajes de los jueves; su más reciente incursión en el mundo de la farándula por sus 15 minutos de fama al ser portada de una de las revistas con más lectoría en México... pero mejor lo dejamos para una segunda parte pues, a riesgo de que se nos agoten los caracteres, una vez más comprobamos que cuando alguien hace lo que le gusta, con pasión, da como resultado que cada anécdota sea una historia digna de contar. Y para eso estamos aquí, para compartir historias de personas que producen su destino.

0 comentarios:

Post a Comment