El triste momento de decirnos adios



Por Israel Zepeda

Vaya que este año ha sido implacable. No hace mucho escribimos en este mismo blog sobre el deceso de Francisco Toledo y Celso Piña, cuando nos cayó la noticia de que otro gran artista mexicano había partido al más allá. ¿Recuerdan como en un mismo año se fueron Alan Rickman y David Bowie? Pues más o menos así nos sentimos en este 2019. Hay tantos cambios en el ambiente que es complicado encontrar una explicación lógica -quizás y ni es necesaria-, pero lo que sí es una certeza es que la muerte es lo que nos espera a todos y depende de cada uno de nosotros el aprender algo de ella. Y el deceso más sonado de la semana es nada más y nada menos que de José José, apodado el "Príncipe de la Canción" desde los años 70 y, hasta la actualidad, se le recordaba como una de las grandes voces de México y Latinoamérica.

Nacido un 17 de febrero de 1948 en Azcapotzalco, en la Ciudad de México, hijo de los artistas Margarita Ortíz, concertista de piano y José Sosa Esquivel, tenor de la Opera Nacional de México. Desde muy pequeño participó en el coro del colegio y participó en festivales musicales y estudió guitarra en sus tiempos libres. Ya en la secundaria formó parte de un trío en compañía de su primo Paco Ortíz y su amigo Alfredo Benítez, con la que comenzó su trayectoria de cantante, con temas románticos como su especialidad. Esto no le agradó a su padre, quien le exigía escuchar música clásica y estudiar Mecánica en Aviación

Pero José hizo lo que quiso y consiguió pequeños contratos para cantar en cafés populares, hasta que grabó su primer disco en 1965 con Orfeón. Después realizó algunas presentaciones en televisión, formó parte de un trío de jazz y bossa nova, Los Peg, junto con Enrique Herrera y Gilberto Sánchez. Mientras realizaba una presentación en el apache 14 fue contratado por el compositor Rubén Fuentes para grabar con RCA Victor, el cual aceptó. Sus primeros temas fueron Solo una mujer, Pero te extraño y Sin ella. Fue entonces cuando adoptó el nombre artístico de José José

El éxito llegó con La nave del olvido, con la que rápidamente comenzó a ganar seguidores. Su voz comenzó a sonar por todo el continente. Fue cuando lo invitaron a participar en el Festival de la Canción Latina y se llevó el tercer puesto, motivo por el cual el público expresó su inconformidad, pues le auguraban el primer puesto. El triste, otro de los temas que interpretó, se convirtió rápidamente en todo un éxito. 



Entonces viajó a Los Ángeles, donde fue premiado con un Disco de Oro. Allí conoció a Ana Elena Noreña Grass, ex- modelo y actriz mexicana, con quien inició una relación que duró hasta 1991, cuando por problemas de alcoholismo y el pasado de la modelo fueron difíciles de aceptar para el artista. Cuando llegó su separación, José José se casó con Natalia Herrera Calles, nieta del ex presidente Plutarco Elías Calles, el cual sólo duró dos años. 

Durante este tiempo realizó diversas giras internacionales por Los Angeles, Miami, Puerto Rico, Guatemala, Costa Rica, Brasil y Argentina. Pero José José se enfrentaría a otro problema, el acohol. Para 1971 publicó Buscando una sonrisa, tema musical de su primer película. El disco De pueblo en pueblo (editado en 1972) vendió más de 40 millones de discos, pero la alegría de su carrera no era proporcional a la de su vida privada, pues José José sufrió un paro respiratorio, del cual gracias a a una pronta atención médica logró recuperarse. 

En 1976 cambia de disquera y publica Paloma, Tan cerca tan lejos, Todo es amor y El Príncipe. Luego de este trabajo y ciertos problemas con su nueva disquera toma la decisión de abrir una propia bajo el nombre de BMG Ariola. Le fue muy buen cuando publicó Gavilán o paloma en 1977, ya que alcanzó los primeros puestos de las listas nacionales e internacionales durante varios meses. Gracias a Lo pasado pasado y Si me dejas ahora se confirmó como el artista con mejores ventas en México. 

Llegada la década de los 80 llenó el Auditorio Nacional en cada una de las tres funciones que ofreció. Por ello fue bautizado como El Príncipe de la canción. En 1983 graba Mi vida con Rafael Pérez Botija, su gran amigo y productor, con quien continúan sus ventas millonarias. Realizó varios viajes para grabar más material con Manuel Alejandro, entre ellos el disco llamado Secretos.  Luego, grabó Promesas, bajo la producción y dirección de Rafael Pérez Botija. Cierra la década con la producción José José Siempre Contigo. A la celebración de sus 25 años se unieron Libertad Lamarque, Valeria Lynch, Eugenia León, Marco Antonio Muñiz, Vicente Fernández, Julio Iglesias, Carlos Cuevas, Magdalena Zarate, Roberto Carlos, Guadalupe Pineda, Verónica Castro, Chucho Ferrer, Pepe Jara, Monarrez, entre otros. Fue transmitido por televisión.



En la década de los 90 logró un éxito con: En las buenas… y en las malas. En ese momento se confirmó la noticia de su definitiva ruptura con Anel. Luego, produjo 40 y 20, grabado en Los Ángeles y Miami. Aprovechó para llevar su show al Madison Square Garden. Junto a su hijo José Joel interpretó La fuerza de la sangre. En el año de 1995 se casó con Sara Salazar, sobrina del actor y productor de cine Don Abel Salazar. Después, su vida transcurrió entre algunos escándalos y noticias que marcaban el declive de una gran carrera. Después de participar en algunas producciones televisivas y funcionar como elemento recurrente de la prensa del corazón respecto a ciertos temas de la farándula, José José falleció en Estados Unidos. Dicen que falleció en un hospicio, solo, sin amigos y familiares. Un triste final para quien le dio tanta alegría, esperanza y añoranzas a millones de personas, no sólo en México, sino en el mundo entero. 
Menos mal que la muerte pone en su lugar a cada quien. Los mitos sobre sus problemas con el alcohol y sus interminables romances serán sólo eso, mitos, mientras que su leyenda crecerá con cada vez que alguien entone alguna de sus canciones. Para nosotros que crecimos durante los 80 y recordamos verlo en cada programa de variedades de la década, que crecimos con él, sabemos la importancia que tuvo dentro de la industria musical y el ejemplo que dejó para los futuros intérpretes. Pero ninguno como él, nadie podrá tomar el lugar del Príncipe de la Canción. Del gran José José

Fuentes: Wikipedia, Historia-Biografía, Quién, El Heraldo, El Universal

Crédito de fotos: El Mundo, Publimetro, Quién 

0 comentarios:

Post a Comment